Educación online niños conectados a Internet de forma segura

Educación online: niños conectados a Internet de forma segura

Internet

En la actualidad, gracias al confinamiento, muchas instituciones educativas se han visto obligadas a innovar en la manera en la que da clases a sus alumnos, comenzando con la educación online. Ahora el mayor problema de ello es conseguir la manera para que el niño le preste atención a la clase, se concentre totalmente y se las tome en serio las clases online.

Los niños y adolescentes en su gran mayoría en su vida habían tomado alguna clase online. Hasta el momento las clases online eran un recurso extra para aquellas personas que tenían el objetivo de adquirir nuevos conocimientos en temas concretos, como por ejemplos cursos.

Por otro lado, aquellos niños en edades comprendidas de los 6 a los 14 años, participar en la educación online resulta algo nuevo. Y es que este ambiente afecta de gran forma a estos, pues que lo normal era que se reunieran con sus amigos después de clase, cosa que no pueden hacer con las clases online en casa.

Adicionalmente, el mayor problema de la educación online es conseguir que el alumno se concentre en la clase,  aún más en niños pequeños. Esto se debe a que los pequeños están llenos de energía que gracias al confinamiento no pueden quemar, por lo que se muestran algo inquietos y poco receptamos a las clases online.

También te puede interesar leer:  Trucos de seguridad para hacer tus compras online

Es por ello que es necesario desarrollar una serie de trucos para que el niño no pierda el interés por la clase, y que más bien se muestren motivados. Se recomienda que las clases tengan una duración corta, que las mismas sean dinámicas y muy interactivas. A continuación te vamos a decir algunos trucos que puedes utilizar para despertar el interés del niño.

Conexión segura en internet

Lo primero que debemos hablar antes de un truco es establecer parámetros de seguridad para que el niño navegue de forma segura. Lo mejor para ello es activar algún antivirus o programa que contenga un sistema de control parental, con este el padre podrá asegurarse de que el pequeño no tenga acceso a ciertos tipos de páginas webs.

Educador online

Otra recomendación es que el niño en la mayor medida que se pueda tenga una supervisión, pero que sea lo menos invasiva posible. Otra recomendación que podemos hacer bloquear todas la redes sociales y cualquier página que pueda ser de su interés, con esto mejoraremos su seguridad al momento de estudiar en línea y que el mismo se mantenga concentrado.

También te puede interesar leer:  5 ventajas de comprar en Wish

Trucos de educación online para niños

Clases cortas y adaptadas según su edad

Al no existir ningún tupo de actividad presencial es difícil hacer que el alumno se mantenga totalmente enfocado en la clase, es por ello que es importante que estas sean cortas. La recomendación es que aquellas clases que sean para niños menores de 8 años tengan una duración máxima de 45 minutos. Por otro lado, los alumnos mayores de 8 años pueden ser capaces de estar concentrados en clases de hasta 60 minutos.

Prácticas y juegos

En los niños es necesario que la clase se divida en tres partes, la primera teórica, la segunda practica y una última de juegos. Ahora bien, aunque deben ser tres partes, las mismas deben intercalarse para conseguir una mejor atención del alumno.

Cualquier cosa que el niño pueda aprender durante la etapa teórica el mismo pueda ponerla en práctica durante la etapa de ejercicios y de juegos. Lo que se debe buscar es que el niño entienda que todo lo que está aprendiendo puede ser muy útil.

Ejercicios interactivos y cortos

Para que una clase resulte interesante para un niño, esta debe contar con cambios frecuentes de activadas, esto la vuelve más dinámica. Por lo general es recomendable que cada una de estas actividades cuente con una duración no mayor a los 5 minutos.

También te puede interesar leer:  192.168.0.1 Accede a tu router y aprende a configurarlo

Ahora bien, es de mucha importancia que las cantidades puedan captar la atención del niño y motivarlo con el uso de cambios de ritmo.

Deja una respuesta